Dólar: mas vale tarde que nunca

Fabio Rodriguez

Director M&R Asociados

https://noticias.perfil.com/2019/04/29/dolar-mas-vale-tarde-que-nunca/

En estas semanas previas se dispararon todas las alarmas relativas a los “dos precios esenciales” que realmente importan de acá a las elecciones: el dólar y el riesgo país. El primero trepó casi 10% en una semana para tocar $ 47 y el precio de los bonos se derrumbó llevando el riesgo país a la zona de los 1.000 puntos.

Bajo un contexto de extrema incertidumbre política, tanto el BCRA como el FMI estaban experimentando semana a semana el fracaso rotundo de las bandas cambiarias y las zonas de no intervención para cumplir su cometido que era estabilizar el mercado cambiario y acotar las expectativas de devaluación e inflación. En una suerte de parches y mas parches desde febrero en adelante se retocó este esquema sin ningún éxito en el intento de aplacar la dolarización y volatilidad del dólar.

Hoy se toma una medida necesaria en una suerte de giro pragmático al anunciar que el BCRA tendrá las manos mas libres para meterse en el mercado e intervenir cuando lo considere necesario aun abajo del ya irrelevante techo de la banda de $ 51,45. También arriba de este valor podrá ampliar el margen de acción preanunciado (de USD 150 diarios a USD250 millones), y si esto no alcanza se podrán volcar USD adicionales si hay “episodios de excesiva volatilidad si lo considera necesario el BCRA”.

En el corto plazo este anuncio debería provocar un efecto favorable sobre el mercado aminorando la volatilidad y trayendo mayor calma cambiaria en un contexto de falta de credibilidad y aumento de la dolarización por parte de los inversores.

El BCRA recupera discrecionalidad y el factor sorpresa para actuar en el mercado, a la vez que manda la señal de que se puede ampliar la oferta de dólares sin límites, ya no solamente con los predecibles del Tesoro, sino también con los que forman parte de las reservas internacionales.

Las preguntas que prevalecerán en el mercado en las próximas semanas serán

  • ¿Cuándo y en qué magnitudes considera el BCRA un movimiento peligroso del tipo de cambio y por ende dispara su intervención?
  • ¿Cuál es el nuevo techo real que tiene en mente el BCRA para estos meses pre-electorales?
  • En el caso que comience a usar reservas ¿Cuál es el verdadero poder de fuego con que cuenta el BCRA?
  • Y en relación con esto último, si el debilitamiento de las reservas es mayor al esperado ¿cuanto daña la perspectiva financiera para el precio de los bonos producto de la menor capacidad de pago especialmente para 2020?

Todos estos interrogantes serán seguido de cerca en las próximas semanas y las respuestas a cada uno de ellos dependerá de la credibilidad que puede recuperar el BCRA con estas medidas, del ritmo de dolarización a medida que avance un calendario electoral que se presenta adverso para el oficialismo y de la pericia que demuestre la autoridad monetaria para actuar en el mercado maximizando el poder estabilizador de cada dólar que pone en juego para aminorar la ola creciente de mini-corridas que se aprecian desde febrero hasta aquí.

Para que estos anuncios no se queden cortos y para ayudar a estabilizar el mercado cambiario, sería óptimo acompañarlos con otros destinados a bajar el riesgo país. Dado que las reservas no sobran para usarlas en recomprar bonos del tesoro que vencen en 2020, la única vía es la posibilidad (no muy elevada) de una asistencia adicional por parte de organismos internacionales o del Tesoro de EE.UU.

Al margen de los resultados que iremos viendo semana a semana, bienvenida la reacción de las autoridades económicas al considerar que es prácticamente irrenunciable apelar a dominar el precio del dólar en esta Argentina que se encamina a una transición electoral con un esquema binario en cuanto al marco de políticas económicas que pueden adoptarse desde diciembre de 2019 en adelante.