prensa

Entrevista en Portfolio Personal

Entrevistamos a Fabio Rodríguez, Economista y Socio de MyR Asociados. Aquí, un repaso sobre la economía local post PASO y lo que vendrá.

 

 

El resultado de las PASO fue un duro golpe para los mercados. ¿Qué debería pasar para revertir la tendencia bajista, tras las fuertes pérdidas sufridas?

 

Se requiere de un llamado muy amplio del Gobierno a la oposición para consensuar puntos mínimos de estabilidad (tipo de cambio, reservas, deuda, FMI), pero bajo el compromiso de un escenario cooperativo donde el “Macri presidente” (ocupado en gestionar una crisis) prevalezca sobre el “Macri candidato”.

 

¿Ve probable un nuevo desembolso del FMI?

 

El próximo desembolso ha quedado envuelto en el ruido político entre gobierno y oposición, que en esta semana se ha movido más al ritmo de campaña, que al ritmo de una transición ordenada.

 

La probabilidad está declinando, pero es imperioso que tanto el Gobierno, como el propio FMI, entiendan la importancia de realizar este desembolso que resulta clave en la tarea de estabilizar el tipo de cambio. El mercado hoy tiene múltiples demandas y cero oferta, al margen de las reservas netas del BCRA. El único que puede ayudar a nivelar esto es el FMI, asegurando además el cumplimiento de las necesidades financieras de corto plazo y mediano plazo.

La disparada del dólar impactará en los próximos datos de inflación. ¿Cuáles son sus proyecciones de acá a fin de año?

 

Siempre en Argentina, las disparadas súbitas del dólar tienen su correlato en mayor inflación. En esta coyuntura, además, se está acelerando el traspaso de la devaluación a precios. Hoy las proyecciones dan cuenta de una inflación del 55% al 60% entre diciembre 2019 y diciembre 2018.

 

¿Hay chances de hiperinflación? En lo económico, ¿difiere el escenario actual al de 1989?  

 

No. Esto es un régimen de alta inflación, pero con ausencia de dominancia fiscal (emisión descontrolada para tapar déficits fiscales) y con cierta resistencia de la demanda de pesos. Sin dominancia fiscal, y sin que se pulverice la demanda de pesos,no existen condiciones para ir a una hipér.

 ¿Piensa que servirán las medidas económicas implementadas por el gobierno, tras las primarias? ¿Son útiles? ¿Llegaron tarde?

 

Las medidas llegaron tarde, se implementaron de manera inconsulta con actores clave (como los gobernadores) y no son útiles en contextos de extrema desconfianza y con las expectativas colapsadas, como muestra la actual coyuntura. Son simplemente un mero alivio de una situación creada por mala praxis e impericia del propio gobierno, como subir la inflación 20% (versus la estimación previa a las PASO) por no tener un plan de contingencia frente a un resultado electoral adverso como el ocurrido. 

 

¿Puede volver a bajar el riesgo país? ¿De qué depende?

Depende crucialmente de una transición lo mas ordenada posible, donde el Gobierno se dedique a gestionar y minimizar los daños que ya causó su mala praxis, producto de una política económica fallida, y la oposición contribuya clarificando el rumbo y los lineamientos de su enfoque de política económica para abordar la crisis actual.

 

¿Ve probable que el gobierno logre revertir el resultado electoral de las PASO?

 

Las probabilidades las veo muy bajas. La reversión de los votos que ya se manifestaron a favor del Frente de Todos debería ser importante, algo inconsistente en medio de un escenario económico financiero cada vez más inestable y que empieza a derramar las consecuencias negativas sobre ingresos de amplias franjas de la población.

 

¿Que opina de los anuncios del Ministro Lacunza de esta semana?

 

La presión sobre las reservas internacionales estaba siendo insostenible y las dinámicas de desestabilización financiera y cambiaria crecían día a día. Las demandas eran múltiples (deuda, salida de depósitos en USD y atesoramiento de billetes), mientras que la oferta era única por parte del BCRA, a lo que se sumó la incertidumbre por el desembolso del FMI por unos USD 5.400 millones.

 

Con todo esto, el Gobierno decide descomprimir la necesidad de liquidez en USD a corto plazo, reprogramando compulsivamente los vencimientos de Letes y Lecaps para personas jurídicas, que son las poseedores del mayor monto. Con un alivio estimado en unos USD 8.500 millones para 2019, se trata de privilegiar la estabilidad del segmento en USD de los bancos y seguir permitiendo el acceso al mercado cambiario para ahorristas e inversores sin restricciones.

 

En tanto, el alivio propuesto para el mediano plazo (2020/2023) es mucho más incierto y radica en una primera propuesta de reperfilamiento voluntario, sin quita de capital e intereses pero que dependerá de los consensos legislativos.